lunes, 8 de noviembre de 2010

"Como gato panza arriba"


Desde que, en las primeras entradas de esta letrina, le dediqué una entrada a cada comentario de miembros de "Un techo para mi país" insurrectos que osaron contradecirme basándose en su pobre fanatismo sin sustancia, pensé que no volvería a tener la oportunidad-desgracia de tener que trasladar mis contestaciones (léase: dogmas) a esta sección de entradas. Obviamente, si yo me dedicara a pensar el mundo se va a la mierda.

Confieso que responder mensajes de la sección de comentarios, cuando son peyorativos, no me interesa en lo más mínimo... mentira: ¡ME ENCULA! Hay quienes dirán que prestarse a dichos juegos es rebajarse al nivel del atacante, y me echarían en cara a Jesuscristo y su pasión en la cruz. Pues mire, qué pendejo el que diga eso. "Hay, es que jezus, osea, el puso los dos cachetes y hasta el lomo pero el se dejo de los romanos y del diablo, o sea!". ¿Ah, sí? Creo que soy yo el único que ve que (queveque, ja) Jesús, tal cual efecto invernadero sobre la humanidad, se vengó del Imperio Romano -y del señor Satanás- dejándolo en ridículo al creerse Ave Fénix y revertir el proceso de descomposición, cuya no inclusión en los récord Guiness aún me parece inverosímil. No solo eso: Jesús, no contento con cagarse en el César, decidió ajustar cuentas con la humanidad -"Que se derrame sobre nosotros su sangre"- por vías de la Santa Inquisición. ¿Qué me dicen del Diluvio Universal? ¿Y los filisteos? Bien dice el dicho que Dios tarda, pero no olvida. Puta, ¡que no!

Dado que Yahvé me hizo a su imagen y semejanza -salvo los testículos psíquicos con el poder de embarazar a una virgen con solo ser rascados-, me siento en la potestad de emularlo según mi conveniencia. Dentro de mi bandeja de comentarios anda rondineando un primo del planeta Júpiter (por ser gas), que se hace llamar Pedo en Bolsa, y su secuaz, Pedo en Botella -cómo pudo llegar un pedo a quedarse tristemente atascado allí dentro es un misterio-, quienes, tal cual Don Quijote y Sancho Panza arremeten con argumentos divertidos mi poca autoridad, autocontrol y lucidez mental. Decidí que ya era tiempo de retribuirles divinamente. Vamos, pues, por puntos (si quiere ver el comentario en cuestión, puede encontrarlo aquí, el último).

1. Yo no caigo en las "troleadas" de la mara. Si quiere hablar con jerga de foro (porque, para usted, hablar correctamente es hablar bonito, ja), se lo concederé durante algunas líneas. Aquí el "troll" soy yo, no usted. Durante la existencia de mi blog -y el advenimiento de mi ateísmo- he recibido amenazas de muerte de miembros del "taber" por diferentes medios, he troleado a la iglesia católica y a su comunidad al aparecer como un pecador redimido en el nuevo videoclip de Dei Verbum titulado "Dónde está tu hermano" -búsquelo- y a usted. La primera regla del "troleo" -para la que hay teoría, entérese- es que, para que exista, se debe haber incitado a alguien a "postear" de manera ofensiva, sin argumentos y en contra. Usted hizo, exactamente, eso en su primer post. Si no le importara en lo más mínimo mi opinión, no estaría aquí. Eso de que "la gente viene a joder aquí", solo lo hace usted y un amigo mío muy cercano, cuyas diatribas de hecho sí me causan risa sana. Por cierto, no tengo por qué preguntarme qué putas hace aquí comentando, mejor siga las reglas de tránsito, inepto, y maneje como la gente normal.

2. Yo no ando promocionando este espacio en ningún foro. Lo más que he hecho, sanguijuela cibernética, es mostrarle mis montajes a la maravillosa majada de www.maquineando.com. Mi blog se promociona a sí mismo. En algo tiene razón: sobresalgo, pero entre gente como usted, cuya única habilidad de la cual jactarse es que puede escribir comentarios en internet durante embotellamientos. De nuevo, le ordeno que se adhiera a sus obligaciones de conductor antes de que mate a alguien, o ¿es que le regalaron la licencia?

3. Con respecto a que "la gente pendeja cae rapidamente en este tipo de blogs o lo que putas sea por los insultos que le hacen a las iglesias y a los majes que van al taber", déjeme contradecirlo. Yo no escribo para mostrarle a la gente la undécima maravilla del mundo -siendo mi verga, mis huevos, mi erección y mi eyaculación las anteriores-, sino porque lo hago sobre aquellos detalles de la vida que ellos no quieren reconocer. Con respecto a lo de "mamar billete", solo puedo concluir que para que usted sentencie semejante tontería como el motivo por el cual critico cultos y sectas se necesita tener un cerebro poco funcional.

4. Usted acaba de descubrir la Atlántida. He vivido engañado pensando que mi blog era el primer paso para una Sierra Maestra secular en este país.

5. Pedo en bolsa hacía referencia a sentir lástima por la actual situación laboral de los salvadoreños. Insensible, pero acertado, en cierta forma, no tiene porque importarle. En cambio, usted no es ni insensible ni pasota: solo tiene deficiencias académicas notables, porque ni siquiera a su compadre puede citar bien, a menos que usted sea las dos personas, lo que implicaría niveles más nefastos de locura.

6. Por desgracia, no puedo respirar "profundo" porque estoy tan gordo que, de hacer eso, me asfixio por falta de oxígeno constante. Tampoco está obligado a guardarme respeto, pero no se desquite con gente que no tiene acceso a semejante ofensa cibernética. Usted es muy valiente, porque insinúa, bajo su seudónimo, que las personas que juegan Damas en el Hula Hula son ignorantes -como yo-; sin embargo, nunca se atrevería a decirles eso a la cara, porque la verguiada de antología que le pegarían sería tan recordado como el apuñalamiento de César en el Parlamento -eso, y la taleguiada en Damas que le propinarían.

7. No me diga qué hacer en mi blog, especialmente desde un celular y conduciendo un vehículo en tráfico pesado. Aquí yo soy Rey de Reyes, Señor de Señores y Dios de Dioses. Sobre su argumento de que no conteste porque la gente no regresa para ver que les respondí, pues creo que usted -y Pedo en Bolsa- han desbancado esa teoría con su propio ejemplo, ya que no ha pasado más de un día sin que me respondan.

Chepe

PD: El argumentum ad hominem es mi especialidad. Tenga cuidado la próxima vez.

PD: He aquí el videlcip cristiano con el que estoy "troleando" a todo El Salvador: Dónde está tu hermano.

domingo, 31 de octubre de 2010

Los juicios de valor del salvadoreño común (El Salvador, hoy [parte 3])


Le soy sincero: al momento de querer escribir la tercera parte, se me había olvidado totalmente de qué se trataba, por lo que decidí darme cierto tiempo porque, como dice La Biblia, "pide y se te dará". Resulta que, hace un par de minutos, me cayó un mensaje de un usuario ("anónimo", como no podría ser de otra manera), que reza más hermoso que un poema de Neruda:

Anónimo ha dejado un nuevo comentario en su entrada "El Salvador, hoy": espero que este comment no regrese para atormentarme pero ahora que trabajas dandole soporte tecnico a juegos del FACEBOOK sera mejor que te rebajes al subsuelo vos solo antes que alguien mas lo haga xq me atrevo a decir que ese tiene que ser uno de los trabajos mas pendejos del mundo

Pues, sí: debo repartir mi tiempo, de ahora en adelante, entre mis estudios universitarios y el trabajo. Sin embargo, debo preguntarle, concienzudo lector, ¿desde cuándo un trabajo es denigrante, rascuache, innecesario o "pendejo"? Siempre he dicho que en este blog se me puede insultar de la forma que se quiera, cuando se le venga la gana, pero un "axioma" como el anterior merece convertirse en una entrada de esta fosa sanitaria.

He aquí, pues, la tercera entrega de "El Salvador, hoy".

Los juicios de valor del salvadoreño común

El salvadoreño, por naturaleza, no soporta el éxito ajeno y, por consiguiente, se le alebresta la paloma (mujeres, incluidas -y esto lo explicaré en la siguiente entrada, pinky promise-) más que a un castor con parkinson al ver la vida de alguien reducida a leña. Hace mucho tiempo, en una de mis entradas, sostuve que los salvadoreños no decendíamos de los simios, sino de los perros porque todo lo vemos en un maravilloso blanco-negro que nos gusta presumir de Technicolor -dese cuenta de que hasta en las comparaciones somos retrasados mentales-. Así, por ejemplo, tenemos a emires de la política (de fonda para alcohólicos) que aún creen que el FMLN está llevando a este país a la victoria infinita, a las minervas de escoba y trapeador que defienden la inmolación de todo miembro de pandilla como la única solución para ponernos a la par de Dubai en cuanto a economía y caché se refiere o a personillas graduadas -con honores- de la Universidad "Plaza Sésamo" (UPS) cuyo gran aporte socio-filosófico es que trabajar ahora no solo proporciona estatus, si no que encima lo quita.

Por supuesto, aquellos que hacen semejantes afirmaciones no pueden ser menos que decanos de Harvard, Oxford o Yale; seguramente, son de ese tipo de líderes que despojan a Rupert Murdoch de News Corporation con un solo resoplido de sus orificios posteriores; a lo mejor, gente que nace con la suerte de que papi y mami le dejen la vida arreglada. Personajes, pues, que de ostentar un cargo público no bajarían de la Cámara de los Lores; que harían que Dios mismo convirtiera a Júpiter en sólido para clamarlo como su latifundio; cuyo intelecto deslumbra hasta al mísmisimo Metratrón, el más excelso y poderoso de los ángeles, mano derecha y portavoz de Yahvé.

Gentecilla como tal es la que hace afirmaciones como la anteriormente mencionada, con alegorías tan fenomenales e innovadoras que serían presa inmediata de Thomas Edison. No entiendo. ¿Por qué habría de rebajarme al subsuelo porque trabajo en una compañía de servicio al cliente? ¿Qué hay debajo del subsuelo que podría salvarme de cualquier tipo de estigma social que mi trabajo podría acarrearme, aparte del infierno? Por cierto, ¿rebajarme? ¿En serio? Según la Real Academia de la Lengua Española (RAE), esto significa "1. tr. hacer más bajo el nivel o superficie horizontal de un terreno u otro objeto". Por tanto, no comprendo que indicación me está dando usted para purificar mi alma del pecado de querer pagar mis estudios y cuentas del hogar. Entonces, ¿por qué habría de tomar semejante consejo? Ah, sí, permítame hacer un arreglo: ¿por qué habríamos?

Verá, mi tontín ejecutor, al querer insultarme, ha incluido a una cantidad considerable de personas que hacen exactamente lo mismo que yo. Pobres diablos (porque debemos rebajarnos al subsuelo) que tenemos que soportar, como podamos, un fenómeno tan fabuloso e inverosímil -como la Siguanaba- para usted: la crisis económica. Tenemos familias que mantener, gastos que realizar y, para algunos, ver cómo le hacemos para estudiar. Por el simple hecho de querer lanzarme un dardo usted se ha cargado a la clase trabajadora salvadoreña que detenta un cargo que no requiere más que título de bachiller y conocimiento avanzado de inglés. Casi nada para usted, mi políglota congéner.

Por otro lado, ¿usted cree que lo hacemos por nuestro gusto? Qué persona, en su sano juicio, no quisiera pasar en una marrana ociocidad contando como entran los billetes, como usted. Desgraciadamente, la vida no está solucionada para gentezuela como nosotros, y menos para mí, que me aferro a espacios como este para poner quietos a mentecatos, como usted. Nosotros tenemos que dar la cara todos los días para que nos abofeteen, injustamente, por una oportunidad que, para muchos, se presentaba como única en un clima laboral tan inestable, no como otros que, tras una viñeta de "Anónimo" se refugian de las salvajadas que espetan a diestra y siniestra, porque no tienen el valor de dar respaldo a lo que piensan, porque bien saben que sus opiniones son, "me atrevo a decir, de las más pendejas del mundo".

Ahora, bien, como tengo mejores cosas que hacer, en este momento, lo dejaré con mis tres conclusiones de este intercambio intelectual tan interesante y sustancioso:

1) Un trabajo nunca va a denigrar a nadie. Entiéndalo. Usted se refiere a los "juegos del FACEBOOK" ("del", ja) de forma despectiva, pero recuerde que hasta maravillas como Metal Gear Solid 4, Mass Effect o Final Fantasy X necesitan de gente que ayude a otra a jugarlos.
2) Usted nunca ha trabajado por necesidad, pues alguien que sí lo ha hecho no dice tanta sandez en menos de nueve líneas.
3) Usted me conoce, y no se atreve a decirme las cosas a la cara; mucho menos, que se las diga yo a usted.

***

Pido perdón si parece que me he tomado a pecho el desvarío de nuestro amigo, pero no soporto a aquellos que tras el anónimato del internet se creen Superman y se dedican a ofender a quienes no se lo merecen. Bajo lo sentado en la última línea, yo me lo merezco. Mis compañeros de trabajo, no.

Chepe

PD: Gracias por esperar, a los que lo hicieron, por esta entrada.

sábado, 9 de octubre de 2010

El Salvador, hoy (parte 1 & 2)

Ando emputado. Esta entrada debería haber salido hace una semana, pero me han tenido tan del fondillo con las clases, entregas, parciales, et al, que no me ha quedado tiempo ni de masturbarme, y apenas puedo sintonizar el canal 17 por las mañanas para ver a mi pastor general sermonear con toda la autoridad que le otorga su acta de injuria legal por trata de blancas… perdón, de querer ingresar a su “hija” ilegalmente a Estados Unidos. No es por tales razones que mi carácter está más inestable que el Vesubio, sino por que cada día me doy cuenta de que El Salvador es la analogía inversa de la Academia de Platón, pues en vez de ser un centro de conocimiento, es una letrina, y en vez de estar cundida de filósofos… bueno, usted ya sabe.

No me dan ganas de abrir los periódicos ni de ver a Arenacho. Nada. No tengo, por consiguiente, ganas de ocupar lenguaje soez de aquí en adelante en la entrada. Ni blasfemias. Así pues, sin más tardanza (porque ya no se me ocurre que más escribir aquí aparte de los temas a tratar), me dispongo a abrir las nalgas para que usted conozca los tormentos que me oprimen.

Mentí, putearé un poquito.

Estado actual de los artistas salvadoreños

Parece que es pecado, en este país, aspirar a algo más que conserje, dependiente de tienda, periodista –para lo que no se debe tener título para ejercer-, amante del gordo Max, pastor evangélico o diputado. El caso más sonado y reciente ha sido el de King Flyp, cuyo único pecado es ser más autóctono que preguntarle a alguien de qué “sabor” quiere su “coca”, cuando me parece más talentoso que Almas Gemelas, quienes, claramente, concentran el talento en su atractivo sexual. En fin, no es ese el punto de este primer set escatológico –relativo a la mierda, no a ultratumba-, sino a dos temas que me tienen bastante calcinado: la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) y los actores de teatro en general.

La OSN ha tenido un año duro, y ciertamente ha sido así para quienes gustamos de irlos a ver, aunque sea de vez en cuando. Al último concierto al que “asistí” –porque se suspendió-, tenían cinco meses de no cobrar el escalafón designado. A lo mejor no lo han cobrado aún, y no me extrañaría: parece que para Héctor Jesús Samour, secretario de la Secretaría de Cultura –ja-, les hace un favor dándoles la “oportunidad” para que los muchachitos puedan tocar sus juguetes en un escenario. No sé cuán instruido respecto a la “alta cultura” sea don Jesús, pero, por su pedigrí –apellido-, esperaría que, al menos, bachiller de colegio fuera. En todo caso, si de plano no sabe más que contar billetes, entendería su más que nefasta gestión respecto al tema hasta el momento, basada en que un burro no sabe hacer más que cosas relativas a burros, por dar una analogía sin afán de atacar, por supuesto; no obstante, sería más descarado de su parte ser docto en el tema, más aún teniendo en cuenta que muchos de los músicos de la OSN viven de lo que les pagan, y que, aún así, no asuma las responsabilidades que le atañen al mejor estilo de Poncio Pilato, el santo de los que se hacen los majes. Por supuesto, en caso de que ya se haya resuelto lo del escalafón, lo felicito y expreso mi satisfacción a los músicos. Si no, don Jesús, no sea como “La Chelona” Rodríguez, sumo pontífice actual del INDES, que de conocimientos deportivos solo retiene el recordatorio que le hizo Hungría en el 82 a “La Selecta” y cuyo mayor reconocimiento internacional es que Fernando Palomo se acuerde de vez en cuando de él en sus narraciones futbolísticas de ESPN, y actúe acorde a su puesto y sus capacidades.

Lo siguiente, concierne a los actores de teatro de El Salvador. Este es un gremio muy particular, porque para pertenecer a este, se deben cumplir ciertos criterios: 1) vestirse extravagante; 2) peinarse extravagante; 3) hacer desde malabares, clown –porque decir “payasadas” es vulgar-, zancos y hasta monociclo.; 4) conocer todas las películas de Almodóvar y todo cineasta español sobrevalorado; 5) lo mismo que el punto anterior, pero respecto a todo lo que venga de Argentina; 6) hablar con acento; 7) no bañarse; 8) conocer y recitar de memoria toda la poesía de Benedetti, los cuentos de Cortazar, Borges y Roberto Gómez Bolaños; 9) ser del FMLN. Para el resto de los mortales, los actores no son más que adultos que no han dejado de ser niños. Así de escueto.

Por desgracia, esta idea de que los actores ejercen su profesión por el simple hecho de ir a jugar con palos, trajes y maquillaje trasciende de manera inverosímil y frustrante, para el actor, y útil y conveniente para las partes interesadas. Hablo, en específico, de las productoras de comerciales televisivos, radiales y cinematográficas. Según esta gente, el actor debe rendir pleitesía y recibir una mierdésima del salario del que merece porque, pues, su “recompensa” es haber sido tomado en cuenta. ¿Sabe qué es lo peor? Que hasta los actores forman parte de semejante injusticia, pues se ha convertido en tabú preguntar cuánto se les remunerará por temor a ser vetados por alebrestarse por algo tan “banal” como el dinero. Les pondré dos ejemplos personales: el año pasado, participé para la campaña de San Valentín de Claro, y si no es porque les insistí varias veces por mi paga, no me dan el dinero; este año, rodé un videoclip que, Satanás mediante, tendrá la oportunidad de hostigarle dentro de poco. Respecto a este trabajo, estuve desde la 1:00 pm hasta las 3:00 am, sin parar, aguantando lluvia, sucio hasta la ingle –porque lo requería mi papel- y escuchando la misma alabanza desde las 7:00 pm hasta que terminamos, y aún no sé si me van a pagar o no. Sí, yo también caigo dentro del grupo de los que no hacen respetar su trabajo. Aún así, dejo claro que yo no soy un artista, todo lo contrario: soy un aficionado –gordo y culón- a la música y al teatro, y practico dichas artes según mi condición de fan. Mis gustos musicales no pasan de Paquita la del Barrio y Grupo Marrano, y ya con eso puede irse haciendo una idea de qué tan útil es mi opinión en la anterior exposición.


Sobre Blanca Cecilia Navarro


Si no reconoce el nombre de vergazo, le refresco la memoria: ella es la pobre hija de puta –no hay descripción más certera- que terminó pagando la chistosa ocurrencia de Johnatan Durán, quien asesinó a un pobre diablo –de nuevo, certera- del INFRAMEN. No me voy a meter en la valoración de si la repartición de años y diferencia de residencia de estos durante la purga de sus pecados es justa o no, porque no vale la pena golpearse el pecho por un sistema judicial tan deficiente que ni Tomás Moro lo hubiera podido arreglar –especialmente, con abogados como Rodolfo Parker, a quien le debemos la Ley de Control de Medios, o como putas se llame-.


Para muchos, sin embargo, la condena de Blanca es justa y merecida, pues tuvo la “osadía” de reírse tal cual hubieran matado un tacuazín. Reírse ante las cámaras. No: que las cámaras las captaron riéndose. Vamos a ver: una muchacha de 20 años, por muy cagada que este, no pasará todos los días sumida en depresión, ¡faltaba más! Yo también, si estuviera en una situación similar, me amparara en mi buen humor para pasar el mal trago (y futuras macanas que amordazarían mi culo en caso de ir a la cárcel). Pero no: los camarógrafos de televisión y periódicos tenían que tomar la foto en cuestión, de la niña riéndose, y satanizarla ante la vista pública, que tiene el discernimiento intelectual de un tomacorriente. Ese fue el fin para un juicio justo y su posible reinserción futura en la sociedad: cuando esta mujer, ya de 40 años, salga del reclusorio, ¿cómo cree que la van a recibir? ¿Cómo una ex convicta buscando redimirse de sus actos pasados buscando un trabajo honesto, o como la cabrona que se cagaba de la risa por haber matado al del INFRAMEN?


Lo gracioso de todo es que su único pecado fue haberse sacado el cincho, como sucede en todo encuentro entre muchachos de estas dos instituciones, y haber salido en la foto junto con Durán, que dicho sea de paso solo estará siete años en un centro correccional de menores. Entonces, ¿por qué condenamos a Blanca? ¿Qué culpa tiene ella de que Durán anduviera una navaja y que se le haya ocurrido hacerle una vasectomía al otro cabrón? Solo puede haber una explicación, y está ligada al revuelo que se armó por la publicación de las fotos de un menor de edad, con datos completos, cometiendo un asesinato. Para La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy, Blanca era su chivo expiatorio para salir del desvergue en el que se metieron por no saberse la Constitución o por querer pasarse como paráclitos de la verdad. No comprendo como es posible juzgar la conciencia de una persona según una foto con su pie respectivo de un plumífero sin educación que se hace llamar periodista.


Para colmo, y para que se de cuenta, le proporciono a continuación, intactos, los comentarios del pueblo respecto a la noticia (fuente: elsalvador.com):


* 20 anos! tendras Blanca Navarro para seguierte riendo, Desgraciada!! Ojala y te pudras MALDITA!!!

francisco

Jueves, 30 de Septiembre de 2010 - 14:01:30


* Nuestro Pais necesita a Jesùs en sus corazones, para que exista un verdadero amor como hermanos Salvadoreños, las leyes de nuestro pais no son cuerdas, dejan mucho que desear.

Marin - antonia8383@hotmail.com

Jueves, 30 de Septiembre de 2010 - 13:53:23


* esperen a que a estos jueces y fiscales, les maten a un hijo de ellos, ahi van a olvidar que son menores de edad estos criminales, ya que ellos son consiente de lo que cometen,deberian de aplicarles la ley, de no ser asi, 7 años pasan rapido, saldra aun joven y volveria a matar, y a esta mujer cuidado y se comporta como loca para q le den libertad

Carlos

Jueves, 30 de Septiembre de 2010 - 12:26:06


* en realidad la raíz de todos los problemas incluyendo el desafuero juvenil depende de la falta de educación espiritual principalmente en los hogares, si todos pusieramos en practica valores espirituales seria muy diferente, la verdad solamente Jehová Dios cambiara toda esta situación, ningún gobierno frenara esta ola de delincuencia que afrontamos

claudia de hernandez

Jueves, 30 de Septiembre de 2010 - 11:36:57


El primer comentario es el mejor ejemplo de lo que les exponía. Por desgracia, no tengo en estos momentos la edición en papel, donde salían alrededor de 15 comentarios puteando a la pobre bicha. Los otros tres son un chiste, pero no por eso menos errados y característicos de nuestro acervo intelectual. Con gente que le encomienda la delincuencia a Dios Padre Nada Poderoso –y no quiero ni pensar cuánto tiempo se ha mantenido esta práctica, con obvios resultados-, es imposible pedir un discernimiento racional porque todo quieren que lo haga y deshaga Papa Chus.



(Parte 3, terminada. Buscar la siguiente entrada. O sea, la que está arriba de esta)

lunes, 13 de septiembre de 2010

Spots televisivos sobre productos inservibles

Buenas noches, pájaros del dulce encanto. Veo poco la televisión; usualmente, la veo por las mañanas mientras me estoy secando los huevos después de salir del baño. Me gustan los canales como Discovery, Bio, Infinito, y ya se van haciendo la idea. Sin embargo, hay cierto lapso aciago en el que la sacrosanta programación de dichos panales del intelecto se interrumpe para mostrar esos malditos spots de productos que, a lo mejor, nadie compra. ¿Lo peor? Duran una hora. Hace poco, me tocó aguantar tal suplicio pues, para variar, todos los canales antes mencionados los pasan a la misma hora. Dicha extensión del purgatorio me recordó a un video que hice, el año pasado, para mi clase de Semiótica. Se los dejo aquí. Todo esta guionizado, producido, interpretado y ordenado por mí, en caso de que dude de cuál alcantarilla sale este monstruo. Eximo de culpa a mis compañeros de trabajo de cualquier relación con esta cacerola de mierda cordon bleu. Acepto que es de lo peor que usted ha visto y verá. Mi excusa: estoy trabajando en otras entradas y quería dejarle claro que mi intelecto sigue decreciendo conforme pasan los días.


video


Ahora, si me lo permiten, debo seguir mandando peticiones al Bio Channel para que produzcan la tan ansiada, por nuestro continente, biografía de La India María.


Chepe


PD: El producto existe, fíjese en el recorte de periódico que sale dentro del video.

PD: Sí, la voz de Chávez es mía. Solo la ecualicé con un poco de "reverb" para el efecto de hablar en público por micrófono.

PD: Déjeme que me enorgullezca por esto, al fin y al cabo, las cartas del karma me predijeron una vida como jefe de conserjes del Club "La banana" -aledaño al LIPS.

jueves, 2 de septiembre de 2010

Oración patriótica

Dios te salve, Taber sagrado.

En tu seno hemos orado y pagado;

contienes los gases que respiramos,

la palabra que nos sustenta,

el pastor que amamos,

la religión que nos defiende,

la salvación que nos consuela.



Tú posees nuestras cuentas bancarias queridas,

fértiles cultos, testimonios majestuosos

soberbios parqueos,

apacibles alrededores, cornucopias de púrpura y oro.



En tus campos ondulan dorados Porsches,

en tus garages vibran los “Be eme”,

chisporrotean las coras,

surgen las bellezas del pisto.



Pastor, en tu lengua armoniosa,

pedimos a la providencia que te ampare.

Que abra nuestra alma al resplandor del cielo

grabe en ella dulce afecto a Cristo y a tu billetera,

y nos infunda tu santo amor.



Toby, tu historia, blasón de profetas y mártires:

Reseña virtudes y anhelos.

Tú reverencias el acta que consagró

tu condena internacional, y marcas la senda florida en que la

justicia y la libertad nos llevan a la cárcel.



¡Tabernáculo de la patria,

símbolo sagrado de la Escalón,

te saluda reverentes las nuevas generaciones!

Para ti, el sudor vivificante de nuestras frentes,

los himnos de Fernel Monroy,

los laureles de los héroes.



Para ti, el respeto de los pueblos

Y la corona de dólares

Que hoy zampamos en tus inmortales cuentas.


--


Chepe


PD: Si me animo, hago el himno.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Credo in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et térrea (Cómo hablamos, V)


Buenas noches, Tronos, Poderes, Virtudes y demás coros angelicales habidos y por haber (menos Metatrón, ese soy yo, pues soy la voz misma del Altísimo). En la entrada de hoy, podría haber tratado temas como las acertadas ideas de nuestro gobierno respecto a los “despliegues patriotas” de los desfiles, el berrinche de los diputados por las candidaturas independientes o por qué a Rodolfo Parker se le debería apodar “apéndice” o “chiche de hombre”. Sin embargo, como mis neuronas tienen la utilidad de un burro deslenguado y desmembrado, debo escribir según permitan mis –pocas- luces. Después de cuatro entradas en las que he señalado cómo los salvadoreños nos expresamos y hablamos, pensé, al igual que el fantoche encargado de escribir el libro de Hechos de los Apóstoles, que ya era suficiente la mierda expuesta y, por tanto, que debía parar. No obstante, ustedes, mis amados lectores y soldados de Cristo, volvieron a demostrar lo equivocado que estoy –tal como me lo recuerda, en cada entrada, el hijo de ochenta y siete mil putas que “spamea” la sección de comentarios, haciéndose pasar por personajes mitológicos, históricos y de la farándula salvadoreña y mundial-. He aquí, pues, lo que mis frecuentes visitas al parnaso lingüístico salvadoreño, tal cual asalariado masculino promedio que va al LIPS, me han deparado.


  1. Gracias por todo

¿Cómo saber cuando una mujer no quiere nada con usted? Atorsónela de piropos y reciba un “gracias” de respuesta. ¿Cómo saber cuando una mujer no tiene nada que decir sobre la tarde que pasó con usted? Pregúntele, y si la respuesta es “AwWwWw la pasé super lindo, ‘grax’ (vulgarismo de “gracias”) por todo xoxoxox”, tenga por seguro que una guayaba hubiera hecho mejor papel en la cita que usted. Ahora, tengo entendido que hay mujeres que hacen uso de dicha expresión aun cuando han pasado un momento grato. Entonces, ¿por qué dar gracias? Además, ¿por todo? Supongamos la siguiente situación:


Ernestina dice:

Goidoooo puuuu la pasamos ssssuuupeperrrrr!!! Puya vos , es que puya puya PE U TE A!!! Jajajaj perdon :$ la exprecion es que ando hapy! Putzira mano, es que hoy en el galaxy jamas abia hecho tantas chusas!!! Y puuuu te acordas del mesero que se callo con todas las cocasss?? Juas juas y dsps triiii chivo xq la majo y el chele amarraron bien felisss todo! Y sabes mi papi no me reganio por avizarle tard que yegara por miii!!! Aajajaj ha sido chivirinviquis este diaaaa grachas poi todo cuidate ya me voy compermuaaaaaaa**¡!! (K) :D:D:D:)


**(Satanización de “con permiso”)


Ave María, purísima: sin pecado concebida. Dejando de lado las claras deficiencias comunicativas, centrémonos en las razones por las que Ernestina pasó un buen día, siempre teniendo en cuenta que, al final, agradeció a su consorte: hizo un incierto número de chuzas, un mesero perdió el equilibrio –y su empleo- por derramar Coca Cola –Fanta-, dos amigos de ella ya han entablado noviazgo y el tata no la regañó por su irresponsabilidad de avisar tarde para que la fueran a traer. Responda: ¿dónde está la influencia del amigo en cuestión? Sería más fácil que se llevara a cabo un ecumenismo entre la verga de un mastodonte y mi ano que el tipo tuviera algo que ver en todas las desgracias antes listadas.


  1. Te amo miles

Hay quien piensa, aún, que el amor es, simplemente, “el amor”. Aparte de expresarle mis sentimientos respecto a cuan pura mierda me parece semejante afirmación, es estúpidamente imposible amar a alguien “miles”, por dos razones bien sencillas: un sentimiento no se puede cuantificar y el término amor es la expresión máxima de cariño, dependencia, libido y pertenencia hacia alguien más; por ende, no puede elevarse más. Estas palabras, sin embargo, no tienen ninguna relevancia cuando el salvadoreño promedio le dedica semejante máxima hasta al chucho cuando hace alguna trastada graciosa, como hartarse sus propias heces.


  1. San Sivar

Zanzíbar, según un almanaque de 2004 que compré en Super Selectos, comprende un par de islas en Tanzania. También, es –o era, no estoy seguro- un bar en nuestro país, solo que llamado Sivar. Como siempre aparecen los geográficamente imbéciles de turno, se ha empezado a llamar así a la capital: San Sivar, o solo Sivar. Como mi intelecto escasea tanto que, a veces, se me olvida respirar, decidí consultar un foro de doctores de antropología salvadoreña para resolver mi duda. He aquí el link del sitio consultado:


http://ayvevos.com/foros/showthread.php?p=574762


Me quedo con este comentario de jesusfreak06 (jueputa):


“Le apodan así a la capital por su leve parecido al nombre San Salvador.

Zanzibar = Zibar = Sivar = San Sivar = San Salvador”


Ah, tan maravilloso como presenciar la metamorfosis de una oruga en mariposa… o un buey moribundo en carroña para zopilotes.


  1. Gracias a Dios

Hoy en día, dar “gracias a Dios” es tan común como una cora de tortillas, ver una cárcava nueva o un bus incendiado. Damos gracias a Dios porque la vecina encontró al gato, porque nos acordamos donde dejamos estacionado el auto, porque encendió la computadora, porque aún tenemos desodorante, porque, porque, porque. Un compañero de clase, en cierta ocasión, dio los créditos respectivos al destripador de becerros dorados porque la economía nacional había visto un aumento en el nivel de ventas (que, por cierto, aún se encontraban en la escala negativa). Después dicen que no somos una sociedad teocent… tabercentrista. La única razón por la que le daría gracias a Jehová sería en caso de no inmolarme la verga después de recubrirla con fósforo y masturbarme con un guante de lija.


  1. Hola, ¿qué ondas?, ¿qué tal?

Reto, en nombre de Baal Zebub, C’tulhu y Satanás, a que me niegue que, alguna vez, lo han saludado tan salvajemente. Si el agradecimiento compulsivo al padre eterno es el pan de cada día, esta modalidad de saludo bien podría ser el desagüe diario de las cloacas en el Acelhuate. Esta redundancia, al alcance de los más redundos –ja-, solo es comparable a cuando, en una clase, un profesor espeta “vuelvo a repetir” cuando quiere recalcar una idea… ¡que solo ha dicho una vez! Esta herejía se acentúa más cuando caemos en la cuenta de que “qué ondas” y “qué tal” son símiles de “hola”.


***


¿Se imagina llegar a las puertas del cielo y encontrarse con San Pedro, quien deprimido por tener que cuidar un zaguán después de ser humillado y crucificado, está más empachado de alcohol que una refinería de brandy, y ser recibido de esta forma?


Usted: Ah, ¡San Pedro, el primer Papa, la piedra sobre la que se edificó la Iglesia, hombre entre hombres!

San Pedro: Hola, hola, hola, ¿qué pedos pues?

Usted: Por aquí, muerto, jo jo jo, vengo de San Salvador.

San Pedro: ¿San Salvaqueputas? San Sivar dirás, es que, verás, aquí en el cielo pensamos que “San Salvador” es redundante porque, pues, el Salvador –o sea, mi Señor- ya es santo… entonces… errr… sí…. Ahí hay buenos bares, una vez bajamos con Jesús a uno que se llama Escape, allí por un colegio llamado “García Flamenco” y nos llevamos una grata sorpresa porque es el primer lugar en el que vemos que los hombres se aman unos a otros. Además, nos pusimos la verguera de nuestras vidas, tanto que aún no se me quita la resaca…

Usted: Claro… sí, bueno, me gustaría saber para adónde voy.

San Pedro: A ver… oh… ajá… hijo, primero que nada, quiero que sepás que te quiero… miles…

Usted: Ajá… yo también te quiero… dos miles…¿todo bien?

San Pedro: No, te vas al infierno.

Usted: ¿Perdón? Yo pensé que estaba salvo porque empezaste a hablarme de tu vida. Sos un infeliz, y para tu información, ese bar es el epicentro de la homosexualidad en la capital.

San Pedro: Pues claro, si no somos pendejos. ¿Vos qué creés? ¿Que 12 hombres solteros, de 18 años para arriba, caminando y durmiendo juntos de un lado a otro durante tres años en una sociedad donde la edad promedio para casarse es a los 15, no tienen necesidades? ¿Lavatorio de pies? ¿Un acto de amor y humillación? Ja, imaginate lo que tuvimos que hacerle nosotros a ÉL, y que gracias a Dios no salió en la Biblia.

Usted: Ah, ya. Gracias por todo.


Chepe


PD: Si leyó hasta aquí, seguramente es para saber por qué habría que llamar a Rodolfo Parker "apéndice" o "chiche de hombre". La respuesta es fácil: porque al igual que el apéndice o las chiches de hombre, Rodolfo Parker no sirve para nada.

domingo, 8 de agosto de 2010

Grand Theft Taber

Buenas noches les dé Dios. Aquí les presento el juego original para PlayStation 2 de la aclamada serie Grand Theft Auto. Rockstar Games me encargó con la portada de esta joya y no pude hacer más que aceptar. Aquí, pues, está el tributo al Señor de Señores de El Salvador. (Haga click en la imagen para verla en toda su gloria).

Rockstar, incluso, fue tan amable de darme algunos datos interesantes del juego (que usted podrá encontrar si busca el juego en Amazon u otras tiendas en línea) que pienso compartir con ustedes:

* Juegue como el pastor Édgar López Bertrand y su hijo, Toby jr., quienes cuentan con las habilidades de hacer dinero cada minuto automáticamente y vestirse como vacas durante el culto, respectivamente.

* Controle 30,000 almas sedientas de Cristo en la reedición de la "Noche de sanación y alabanza del mítico Estadio Cuscatlán". Si posee guitarra de Guitar Hero, sea participe de una escena jugable especial en la que controlará a Marcos Witt durante la alabanza, prepago del diezmo respectivo por dicha escena, ¡por supuesto!

* Mueva los hilos de la palestra política y mediática salvadoreñas, en las que encontrará cameos de Will Salgado, Donato Vaquerano y Elías Antonio Saca.

* Emprenda misiones en las que debe ayudar a Rodolfo Parker a impedir que la asociación homosexual Entre amigos gane más adeptos y lleve a cabo su plan de matrimonios homosexuales; junto con "El gordo" Max, anexe por la fuerza al Canal 17 a la Telecorporación Salvadoreña (TCS).

* Recorra la calle del litoral en su moto BMW junto con su banda de "Bikers for Christ". De fondo, el hermoso atardecer salvadoreño. Delicioso.

* Estrategia. Sea gestor inteligente de su fortuna, ubicando y reubicando sucursales del "Taber" en los lugares donde considere que hay más almas (dinero) que salvar (recaudar). Tiene todo El Salvador a su disposición.

* La banda sonora más aclamada hasta el momento en cualquier juego de Grand Theft Auto. Disfrute de las guitarras bautistas de Imperio, de Hillsong - los "Beatles cristianos"- y "remolinee" con Fernel Monroy, entre otros. Clásico.

* Tomás Chévez y "Willie" Maldonado lo estarán acechando constantemente. ¡Cuídese de sus diatribas... con más diatribas!

* Como contenido de descarga especial, que puede adquirir en la "Taberstore" por la módica cantidad de $400, experimente el horror, la injusticia y el vía crucis hacia el Gólgota de nuestros tiempos: la cárcel. Solo el espíritu santo y su habilidad con el control de juego lo librarán de su destino cruel.

* ¿Harto de su matrimonio? ¡Cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana! Elija entre un amplio catálogo de arpías, con el aliciente de descubrir a la que no esté detrás de su cuenta bancaria.

* Multiplayer extenso y variado. Participe en escaramuzas al mejor estilo de la serie Grand Theft Auto, o si quiere una experiencia Starcraft -o mejor dicho, Tabercraft- tome control del Tabernáculo Bíblico Bautista "Amigos de Israel", la Iglesia Elim, Misión de Cristo, Asambleas de Dios, Testigos de Jehová, COMPAZ, entre otros, para dejar claro cuál es la verdadera casa de Dios en El Salvador.

* El juego puede ser difícil, pero recuerde: NUNCA TE RINDAS.

He aquí, además, algunas opiniones de personas que han probado el juego antes de ser sacado a ventas oficialmente, para que se convenzan de que no es paja:

- "Un cuento de lucha, entrega, pasión. Bien podría pasar por un evangelio" - Donato Vaquerano
- "Por primera vez no veo mi nombre en algo que tenga que ver con ser ramera" - Milagro Navas
- "No puedo opinar puesto que puse este cachibache en el DVD y no me funcionó" - Salvador Sánchez Cerén
- "¡Lo mejor de todo es que mi copia me salió de choto!" - Will Salgado
- "Por lo menos, aquí me voy a acabar a todos esos homosexuales pecadores" - Rodolfo Parker


Chepe

domingo, 25 de julio de 2010

Facebook (Fetiches cibernéticos, parte 5)


Buenas noches, seguidores del Hermano Toby y de su hijo, Toby jr. –Jesúscristo en hebreo. Debo pedir su indulgencia –plenaria- por la tardanza que he tenido en actualizar este cuchitril, pero he pasado ocupado tratando de transubstanciar un pedazo de mierda en mí mismo. Fracaso. No lo intente. En fin, hace mucho tiempo, en esta entrada , mencioné que tenía una idea sobre la que escribiría muy pronto –claramente, tengo la precisión de un calendario bisiesto en año normal-. ¿Le soy sincero? La idea que tenía era hacer un recuento del tipo de fotografías que se publicaban en redes sociales , pero me parece suficientemente denigrante mantener este blog con nombre y apellido real. Sin embargo, tengo otras espinitas –casi un cactus- respecto al Facebook que quisiera destrabarme de la calidez de mi esfínter. Empecemos:

1. Unirse a grupos innecesarios

“Leopoldo Durán se ha unido al grupo Canchis canchis arriba y abajo”. “María Graciela Marisela Delgado se ha unido a Quien no se alebresta de las tripas cuando se conecta ese alguien especial?!?!?! :) !?!”. Ad infinitum. ¿Por qué? A veces, me da de revisar la información de mis contactos, y aparte de ver la descripción totopostera (ver más adelante) de sí mismos, me entero de que pertenecen a no menos de 50 grupos. Para empezar, notemos que las personas que crean estos grupos les vale tanta verga que lo único que les interesa es el número de adeptos, ya que lo más que dura la actividad de dichos parnasos es una semana. Apliquémoslo a la vida real: ¿se imaginaría perteneciendo a 50 grupos de toda índole? Veamos: Amig@s de las Hermanas Carmelitas, Vicarios del Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo, Grupo de Sicoterapia de la Línea del Doctor Ayala (GSA), “David” –esa mierda lavacocos que se da en el despilfarro de dinero situado arriba del redondel Masferrer-, Juventud Arenera, Amigos de Medardo González, Hermano Toby Presidente Vitalicio de El Salvador, etc.

Claro, pertenecer a diferentes grupos significa dos cosas ante los ojos –ciegos- de la sociedad: que se tiene una vida social relativamente activa y que estar en estos implica responsabilidad como miembro. Lo segundo, siendo cierto y lo más importante, no es necesario en estos grupejos de las redes sociales. Por ende, adelante, únase y pase por “multipolar” –como yo-. Le invito, y me invito a mí mismo, a revisar el talegasal de grupos al que nos hemos unido. Revise. Hablando de grupos, me acaban de mostrar uno que, particularmente, me ha llamado la atención: Si, soy cristiano. Y sabes que?... Es lo maximo! <3 –errores de redacción, fidedignos-. Tiene alrededor de 34,000 miembros. Puta, pues. Corríjame si me equivoco, pero ¿acaso no dijo Nuestro Señor Jesús que no se debía andar gritando nuestra fe, que mas bien era más rentable en cuanto a nuestras mastermillas celestiales quedarnos en casita, ser humildes y resguardarnos en el silencio? Dejando eso de lado, mire que clase de comentarios se hayan aquí, a cual más “MÍREME, AMO A CRISTO Y LO DIGO, PONGAME LIKE AL COMENTARIO, ¡POR DIOS!”:

Lorena Cuevas de Mangold no nos alcanzan los dias para agradecer todo lo que dios hace por nosotros, su amor ,misericordia y perdón. y por sobre todas las cosas nos dio lo mas grande a jesus para salvarnos!!!!!!!!!!!!!!!”

¿Lo ve? Aquí huele a sepulcro blanqueado. Voy a crear un grupo que se llame: Soy ateo, y sabe que? ¡¡¡¡Me voy a ir al infierno <3!!!!

Solo yo me uniré.

2. Escribir actualizaciones de estado en tercera persona.

Ah, sí. ¿Quiere que la gente piense que usted es interesante? ¿Quiere ser “fumado” –ash-? Vergón, escriba sobre algo que usted siente, hará o hizo en tercera persona. Siendo realista, sé que es lo más lógico puesto que las actualizaciones se dan justo después del nombre de la persona que las escribe. No me importa. Léalo, parece como que si un negro rapero con ego más grande que la pija de Ron Jeremy está hablando. Es molesto. Es peor aún cuando se utiliza en conjunto con la intención de que la gente preste atención. Así:

Reina Isabel Martínez cree que la vida nunca esta del lado de uno :(. Need a hug!

Guácala, come mierda. Mire, aparte del uso de spanglish, me parece grotesca la forma de solicitar simpatía ajena. Lo peor es que, después, aparece el remero de gente alimentando la popularidad de semejante esperpento del ciberespacio. Para variar, el 75% de las personas que se une a la fanfarria de cuestionamientos no está interesada en el bienestar del afectado, solo en enterarse del chambre.

3. Etiquetación masiva

Windows Live Messenger le informa que ha sido etiquetado en una foto en Facebook. Windows Live Messenger le informa que ha recibido un correo de la foto en que se la ha etiquetado. Ídem. Ídem. Ídem… Y así, mi bandeja de entrada se llena de alrededor de 40 correos sobre la bendita foto. Lo peor es que ni siquiera salgo en ella. A lo mejor, es un paisaje con alguna leyenda (“ke beias son las beiezas del señor te amo jesusito!!!”), un cabrón sin camisa que ha tomado la foto frente al espejo –con el “flashazo” respectivo-, una chera que ha modificado la imagen y le ha agregado algún proverbio digno del Cantar de los cantares, et al. Y toda la gente comentando. Quizá no se haya fijado, pero los foros que se arman en torno a dichas fotos son más profundos que el mismísimo Concilio de Trento. Se lo juro.

No obstante, hay algo peor. Si bien, a veces, tolero y aprecio cuando algún amigo y amiga me etiqueta para que vea cómo se ve con tal atuendo, o en tal lugar, me da por atorzonarme un camote por el glande cuando me doy cuenta que he sido etiquetado en una mierda hecha en Microsoft Paint –o Photoshop-, en la que sale un pato Donald, ratón Mickey, Tribilín –que aunque parece perro, me parece de clasificación indescriptible, como Lady GaGa- y Pluto, con un mensaje navideño en el que me mientan a Dios, mis deseos y mi felicidad. Y luego, el horror: alrededor de 100 personas etiquetadas en tal retrato dantesco, sin posibilidad alguna de encontrarme allí para evitarme la desgracia de atestar mi correo electrónico con respuestas como “Graziaz, tqmmmmmmm yo tampiquis!!” y similares. Entre casos de igual naturaleza apocalíptica, se encuentran el “Dedicame una canción”, “Escribe algo que tú y yo hayamos hecho juntos”, “Si me muriera mañana, ¿qué me dirías hoy?”. Respecto a la última, independientemente de si lloro o no la partida, le aseguro lo que no faltaría al final del día: abro mi ordenador portátil, abro el explorador, digito “youjizz” y amén.



4. Actualizaciones de estado innecesarias


Esaú Nataniel Jovel viendo Clerks II, sodita en mano, lluvia cayendo. Pura vida!

Lila Emperatriz Caballero comiendo manzanita con crema y nutella yummi ummmm

México Salvador Kemuel Ramírez en el tráfico


¿A QUIÉN PUTAS LE IMPORTA? La gente cree que cada segundo de su vida es de interés nacional. Pues no. Este blog sí lo es; su vida, no –lo es, al menos, para las 10 personas que lo leen cada tanto y para el gordo maldito al que tengo apretando F5 100 veces cada día para que suba la cuenta de visitas-. Durante la Copa del Mundo, fue el acabose. Aparte de que todos querían maquillar sus fotos con el programa de Budweiser, no había hora en la que algún Eneas no hiciera un análisis futbolístico tal que Jules Rimet se empalaría con el sable de San Miguel Arcángel si tuviera la oportunidad de leerlo.


5. Descripciones de usuario


Fórmula para hacer una auto descripción en una red social:

a) Diga que es buena onda

b) Diga le gusta hacer reír a la gente

c) Diga que al principio es tímido/a, pero aclare que solo al principio

d) Diga que le gusta divertirse

e) Diga que Jesús es su vida


Ahora, vaya a cagar sobre una bolsa, y luego úntelo en la fórmula anterior para darle el piquete de salvadoreñidad respectivo. Contemple, con orgullo, el resultado:


Psss soy supr bna onda! Y me llega haser reir a la mara!!!! Jajaja!!! Al principio soy timidix pero dsps ya agarro vacil ;) ;)!! Cuidado que ay vengo1! Jajaj! Me llega vasilar con la mara pero antes que nada, diosito es mi vida te quiero jesus te quiero milesssssssssss”.


6. Cortes y cumpleaños


El Facebook se ha convertido en el equivalente del parque en el que las viejas placeras se reúnen para tijeretear a la majada y los ebriachis (ebrio queriendo ser mariachi) buscan como alebrestar los fustanes de las anteriores, con la diferencia de que aunque cambia el espacio físico, no cambian las mantronas ni los emires antes mencionados. Así, pues, cuando una relación entra en esa espiral característica que desemboca en el Acelhuate, ya está la parvada de buitres viendo qué carroñan. En dicha situación, se dan dos comentarios característicos (usaré el ejemplo de una mujer publicando su situación sentimental):


a) “QQQQQQQQQQQQQQQQQQ xqqqq!?’?!? q pso??!?!?!? Ay no amiguis stas bien?? me tns q contar todo oistsssss??”

b) “Ey q bien ya era hora! Soltera otranviquis!”


Para lo primero, no –y repito, NO- le va a contar que pasó, entiéndalo. Para el tipo del segundo comentario –porque solo un hombre comentaría algo así-, seguramente acabará en un canasto de basura después de la gran vergueada que le dará el ex de la aludida. Después, están los amigos gay que aportan su “OMG!!!” respectivo, los nihilistas con su “que mala onda” y los pobres diablos que, Biblia en el culo, sentencian: “Dios sabe porq lo hace amiga! Confia en el bendiciones”.


Luego, los cumpleaños. Le pondré una analogía: ¿verdad que caía mal que, cuando le cantaban el “Happy Birthday” –cuya letra son las únicas palabras en inglés que saben algunas personas- lo tergiversaran en “Sapo Birthday”? Para variar, siempre son las tías de uno las que hacían eso. Chistosas, las cerotas. Pues bien, se está dando un fenómeno similar en Internet, pero primero, una introducción: me revienta que la gente anuncie su cumpleaños por todo lo alto ya sea por Windows Messenger o por Facebook. Cristo, ¿por qué? ¿Tanta es la gana de que los feliciten o les regalen algo? Me acuerdo cuando lo precioso de cumplir años se basaba en recibir felicitaciones espontáneas sin que se anduviera promocionando. Ahora, no: es como que si de adobar un pavo navideño, antes de la comilona, se tratara. Adobarlo con heces, cabe aclarar.


Con eso zanjado, a lo que iba. Probablemente, exageré con la analogía repugnante del “Sapo Birthday”, pero, en esencia, me refería a que se presenta sin falta. Mejor dicho, presentan. Pues bien, estos son los comentarios que se suelen encontrar en el muro de alguien cuando cumple años:


a) AwWwWwWwZzZzZzZzZ japi birdey!!! QUE DIOS TE BENDIGA!!

b) Hapy cumpleaños!! QUE TODAS TUS METAS Y SUEÑOS SE CUMPLAN!!

c) Felizidadezzz!!! Que cumplas muxxxozz añozzz mazzzzzzzz!!!!!

d) Mi amor mi vida te amoooooooooooooooooooooooooooooooooo y no seria nada aaaaaa sin tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii bebita feliz cumpleaños y esoty feliz de pasarla con tigo!!! Ojala diosito nos permita compartir mas cumpeañost juntitotsss!!!!!!! Ti amu xoxoxoxxoxoxoxooxoxxo


Mmm, ¿ha sentido ese tufillo, casi miembro de la familia, que revolotea en la atmósfera cuando se tira un pedo después de una gran hartada de Pollo Campero? Delicioso, comparable con el pesticida enumerado allá arriba. Imagine que soy yo el agasajado, y que me fumigan el muro con esas diatribas, le presentaré las respuestas que le daría a cada una de ellas, y, así, iré cerrando esta sarta de sandeces que usted, seguro, no leyó hasta aquí:


a) Pagar la cuota de la universidad, $300 por las compras del super, se murió mi abuela y me pisaron en un examen. Ojalá la bendiga a usted también.

b) Cada año me dice lo mismo, y no he cumplido ninguna meta ni realizado ningún sueño. O estoy haciendo algo mal, o usted no desea lo suficiente.

c) A este paso, voy a cumplir 800 años.

d) Quiero cortar.


Chepe


PD: Yo sé que escribo demasiado, pero entienda que esto, para mí, es como la diarrea: cuando se antoja, no hay como parar.

viernes, 16 de julio de 2010

“Feo, trompudo y pendejo”

Buenas noches, hijos e hijas de Dios Padre –dicho adjetivo/título otorgado por Nuestro Señor Jesús Cristo es serio candidato al mejor chascarrillo de la historia-, hoy predicaré sobre música, pero no necesariamente de la que me gusta, puesto que estoy al tanto de que una fuga & tocatta en pito di bus minore o el allegreto di un borracho no son igualmente apreciadas por el resto de mortales. El tema de hoy: The King Flip/Flyp (TKF).


Seguramente, ya sabe de quien se trata, y si no, pues se lo presento: es un muchacho entre 20 y 25 años –quizá-, oriundo de Morazán, El Salvador, que en días reciente se ha vuelto famoso debido a un video musical del sencillo de su álbum de reggaeton, “El Núcleo”. La canción se llama “Abandonado”, cuya primera línea –“Solo me dejasteS, baby”- da una agria bienvenida al oyente. Si se fija en los comentarios que atestan la página de Youtube o Facebook de TKF, notará alusiones a sus capacidades musicales y atributos físicos. Alusiones no muy alentadoras, pues hay quien se queja de que es feo, narizón, indio, o de que sus rimas son “pura mierda”, que se vaya a sacar ostras, etc.


Voy a sincerarme, aquí mismo: detesto el reggaetón y el perreo, y acepto que solo escucho al hombrecito porque me da risa que es desafinado y falto de ritmo. No obstante, esa no es razón para despreciarlo. Por tanto, no seamos hipócritas: aunque TFK no es el mejor representante del género, su único pecado es ser bastante autóctono, además de salvadoreño. ¿Acaso no serían esas canciones un éxito en radio e iPods si fueran de Daddy Yankee, Don Omar o Wisin y Yandel? Es increíble que hay gente reclamando que sus rimas son "choleras", cuando este tipo de música no suele ser un escaparate poético. Es más, juraría que el estándar para el reggaeton o el perreo era ver cuán grotescamente se podía cantar sobre algo. Ya zanjado lo anterior, también se le achacan los clips que produce. Respecto a los videos del género, también tenía claro que lo necesario constaba de vestirse con una camisola de béisbol (listo), usar pantalones hasta la rodilla (listo), calzar zapatos sin amarrar y gigantescos (listo), ocupar lentes de sol a modo de verse pura mosca (listo), tener un corte de cabello militar y –si se es intrépido- usar fijador de gelatina para que brille (listo), moverse a estertores (listo) y tener mujeres bailando alrededor para dar la falsa idea al mundo de que penetrar vaginas es tan común como parpadear (listo). En otras palabras, nada que sea recordado dos meses después de que sea introducido al mundo. Sin embargo, la gente no está contenta. ¿Argumento recurrente? Que es feo.


No sé usted, pero hasta donde mis ojos me lo confirman, los salvadoreños promedio somos más morenos, sotacos, gordos, feos y malolientes que la mismísima materia escatológica. Confío, pues, en que los que se agarran de la ofensa visual que él implica sean residentes –por lo menos- de Tuscania, blancos, rubios, ojos azules, que no tengan que usar desodorante porque no sudan, que sus pies no toquen el suelo y que siempre caguen sólido para fácil aseo.


Dejemos al muchacho en paz. Si fracasa, que él mismo se pegue el cerotazo, pero no seamos nosotros los jueces, pues solo demostramos los retrógradas -y potencialmente celosos- que somos. Hay cosas más decentes que detestar, como a la gente que asegura y cree en su corazoncito que la saga de Twilight es un clásico literario y cinematográfico. ¡Arre!


Amén.


Chepe

sábado, 3 de abril de 2010

En cuanto a Roberto D'Aubuisson y Óscar Romero

Asesino patológico. Torturador. Mentiroso. El diablo mismo. ¡Con cuánto no se ha calificado al mayor Roberto D'Aubuisson (Dawison, por lo que resta de la entrada, para fines prácticos)! Pues bien, que es cierto. ¿Su mayor crimen? Haberse quebrado al arzobispo de la gente, al humilde "voz de los sin voz" y ave fénix del pueblo, Óscar Romero. O Monseñor Romero. O San Romero de las Américas. O San Monseñor Oscar Arnulfo Romero de las Américas delineadas por Amerigo Vespucci.

Sin embargo, Romero le debe tanto a Dawison como a su tata cuando decidio zamparle el ganso a su esposa. ¿Qué fuera Romero, hoy en día, si Dawison no hubiera decidido mandarlo al infierno -según él-? Seguramente, un ex arzobispo recordado por haber tenido una buena gestión -depende desde dónde se vea- y poco más. Valdría tanta o más verga que monseñor Urrutia, monseñor Rosa Chávez, Juan Bosco y todo sacerdote o actor que se haya declarado en contra de la represión gubernamental.

Resulta irónico, pues, que cuando Dawiwi ordenó matar a Romero -a modo de "hacer patria"-, haya elevado la fama e influencia del arzobispo de tal forma que, en vez de acabar de una vez por todas con un problema comparable a las ladillas, haya terminado con una mezcla de chancro y sífilis. Romero sabía esto. Es posible que, incluso, hasta lo haya buscado. No sería extraño, considerando los resultados: convertirse en un ícono, mártir y modelo a seguir para todo un país y -quien quita- todo un continente, ya no se diga una institución religiosa. No es descabellado suponer tal forma de pensar, ya que es constatado que Romero era una persona orgullosa. Muy orgullosa. No tiene nada de malo, es humano; así que al autoproclamarse "la voz de los sin voz" -que lo era- o que, de morir, resucitaría "entre el pueblo salvadoreño", estamos viendo al Romero visionario, que sabe que con su muerte no solo alebrestaría a las masas para armar un solo desvergue -gracia que duró 12 años y que sirvió para poco más que ni mierda-, sino que pasaría a formar parte importante en la historia de El Salvador.

Por tanto, no puede entenderse a Romero sin D'Aubuisson. Ni a Holmes sin Moriarty. Ni a Jesucristo sin Judas... ¡ni al Chavo del Ocho sin don Ramón!

Chepe

PD: Qué final más mierda.

PD: Mis respetos a Romero, tenía huevos y es trascendental para El Salvador.

jueves, 25 de febrero de 2010

Magnificat anima mea Dominum, et exsultavit spiritus meus (Cómo hablamos, IV)

Buenas tardes. Cuando terminé la tercera entrada sobre este tema, pensé que me sería imposible diseccionar aún más las formas de comunicación salvadoreñas. Por supuesto, estando expuesto -como lo estoy- a D'artagnanes de la palabra, tal conclusión me parece, cada día, descabellada. Para que me entienda, suponga que está a punto de tirarse una zambullida en una cálida pila de heces: créame, antes de que concluya semejante empresa -o pendejada- será imposible no sentir el tufo a mierda.

1. Repetición de verbos o palabras en una conversación, disque para dar énfasis a lo que se dice

Hágase el maje, bien sabe de lo que estoy hablando. ¿No? Oh, pero que desconsiderado de mí, permítame refrescarle -lo que es- su memoria:

Yo: Pues sí, usted, ¿qué me cuenta?
Usted: Fijate que le dije a mi mujer "vieja puta", le dije yo.

Britney Elizabeth: Ay no, púchica, ¿aguantás? El muy tonto me dijo que si quedaba embarazada, "neles pasteles", me dijo, ¿aguantás?
Venancio Eloí: Puta, pues, qué maje, pues. Si tu familia es bien talegona, si por mí fuera, en cualquier situación, me diera el "trip", chis, pues, ¡puta!

Posiblemente, me salga con que jamás ha escuchado semejante "cacafonía". Le propongo un reto, pues: la próxima vez que alguien le esté contando como la vecina que acaba de mudarse Sebastian con Toño y César Sampaio (traducción: está bien rica), o cómo su vida es un fracaso, absténgase de reír y preste atención a cómo se lo cuenta. He aquí un tip: entre más emocionada esté la persona, más proclive está a sacarse estos chascarrillos.

2. La redundancia ante el silencio incómodo

¿Alguna vez se ha encontrado a una persona a quién tenía cierto tiempo de no ver, y por la que guarda cierta simpatía? En una situación como esta, y si el tiempo lo permite, lo obvio es que se entable conversación para enterarse, ya sea por legítimo interés o mera cortesía, de lo que ha acontecido a ambos. Este "toma y daca" puede durar meros segundos y horas, depende de los interlocutores.

No obstante, hay un momento en el que ya no hay absolutamente nada que decir, vienen los silencios incómodos, y es entonces cuando...

Yuria Xelajú: ¡Heyyyyyyyy amigaaaaaaaaaa! !"Púuuuuuuuutchira, mano"! ¡Cúanto tiempo sin verte, vos! Mirá, ¡que "chivirico" tenés el pelo!
María Belén: Sí, vos, bien chivo.
Yuria Xelajú: Vea..
María Belén: ...
Yuria Xelajú: Ajá... de veras, que chivo verte... bien bonito tu pelo vos.

Hay, también, una pequeña variación de esta changoneta, y para explicarla, pondré un ejemplo personal. Un día de tantos, hablando con mi familia, y harto de escuchar como Dios es más importante que la eyaculación precoz -no fue exactamente así, para ser justos-, solté, de vergazo, lo siguiente:

Tía: ... José Mario tiene razón, no es necesario casarse para ser feliz, pero siempre y cuando la pareja tenga en medio a Dios, no hay de que preocuparse.
Abuela: Sí, tenés razón.
Yo: No, no creo.
Tía y Abuela: ¡!
Yo: Sin tanta paja, soy ateo, por... [argumentos que no pudieron refutar]... ¿Ajá? ¿No dicen nada? Qué sorpresa. Permítanme, voy al baño.
Tía: ...
Abuela: ...
Mamá: ...

Una vez orinando, y en presencia de un silencio sepulcral, sólo alcance a escuchar a mi abuela, aún consternada por mi apostasía:

Abuela: Si algo me sorprende, a mí, son las abejas.

Juro por mi virgen culo que estuve a punto de mear todo el cuarto por la risa que me causó semejante comentario fuera de lugar.

3. El "o sea" y el "ah, ya"

Puta. Solo querer escribir sobre esto me da asco, en este momento. Si se me pasa la basca, prometo poner alguna tontería. Por el momento sólo daré ejemplos:

Tony: ... y, pues, sí, me fui a joder con toda la majada, y, o sea.

Carolina: Mirá, vos no podes cortar a la Caty, ¡o sea!

Ruperto: ¿Qué tal te fue, vos?
Ildefonso: ¡Callate! Ha sido espantoso el campamento, sufrí una rotura de peroné que me dejará hecho mierda por varios meses.
Ruperto: Ah, ya.

Se me pasó la basca. Comenzaré por sentar un axioma: "El o sea es el ajá del papanatas, lo que no implica que el usuario del ajá no sea un mentecato". ¿Por qué se debe terminar una frase con "o sea"? No tiene ningún sentido semántico propio y auto sostenible. Sólo imagínense las siguientes máximas de vida, elevadas a la mierdésima potencia ( mierda ) luego de ponerles el "sazonador" correcto:

"Pienso, luego existo, ¡o sea!".

"Sólo dos cosas son infinitas, el universo y la estupidez humana... y no estoy seguro de lo primero, ajá".

Ahora, bien, ¿qué putas con el "ah, ya"? Creo que no hay peor forma de decir "me vale verga" que con esa mierda. Comprendo que hay gente que tiene esta maña sin tener la intención de soltar ese pijazo a quien habla. Por la santísima chulumita pelada de Satanás, ¿se imaginan que -su- Dios tuviera ese problema?

Dios: Hey, ¿qué pedos, Chus, me llamastess?
Jesuscristo: Sí, vos, te quería pedir el favor, si es tu voluntad, de que alejés este caliz de sangre de mí, porque, pues, o sea.
Dios: ¿Por qué? ¡Agarrá el vacil!
Jesuscristo: ¿Como que 'por qué'? Me van a crucificar en un palo de copinol de más de tres metros de altura con clavos tan hechos mierda que, si no es el desangramiento o el talegazo que me pegarán con la lanza, me matará el tétano, ¡por la gran puta!
Dios: Ah, ya.

Cuando hasta el Omni-impotente tiene este vicio, y viendo el número de peleles -que diga, cristianos, ¡Ave María, purísima!- que cunden este país, no me cabe duda: las abejas son una gran cosa.

Chepe

PD: Raúl, dentro de poco haré la reseña de la mejor película de la historia, "El Misionero Juan". Resulta que se me acabó la batería la última vez y no se guardó ni mierda.

PD: Si leyeron hasta aquí, Dios les enseñará -ejemplos incluidos- a inseminar con la mente -llámese: espíritu santo-, empezando con usted.