sábado, 30 de abril de 2011

El náufrago II, con Mauricio Funes

Mauricio Funes se ha convertido en el paradigma del desencanto y ha dado lugar a que nuestro Caifás interno rasgue nuestro raciocinio y nos haga escupir sandeces a diestra y siniestra. El hombre, ateo convertido al cristianismo para conmemorar Semana Santa, se fue a vacacionar a Disney Land y allí tenemos al erudito de turno justificando o condenando el viaje. Hace un buen rato, en mi artículo “El náufrago, con Mauricio Funes”, comenté que nuestro Presidente, a pesar de ser tan buen comunicador, solía pecar de imprudente, y el mejor ejemplo de esto fue cuando acusó a Ávila de estar implicado en el asesinato de los tres diputados en Guatemala en base a un montaje en son de parodia por parte de un blog izquierdista de aquí. Después de publicarse esta foto, la opinión pública está más dividida que un par de nalgas devorando un delicioso solomillo de entrepierna (léase: una verga), y no necesariamente por el espantoso atuendo de nuestro presidente.


Hay una pregunta imperante de formular en cuanto a lo que ha sucedido: ¿Por qué? (Mourinho, 2011). ¿Por qué Mauricio Funes, conociendo el backlash político que le esperaba permitió la publicación de esta fotografía? ¿Acaso no sabía que aquí la gente es más sensible que un clítoris y que no hace falta mayor cosa para estimular sus subjetividades? Ronda por allí el comentario de que fue un familiar de Vanda Pignato el perpetrador de dicho acto, ¡solo eso le faltaba a Funes, ya no basta con la ANEP, FMLN y ARENA! Ambos partidos políticos están librando un debate particular del tema en el que los primeros defienden que otros areneros “han robado más” y los segundos satanizando a Funes bajo la excusa de que “he allí el cambio que querían”. Ninguno puede estar más equivocado, ni más correcto al mismo tiempo. Veamos.


El FMLN sostiene que es una hipocresía juzgar a Funes por viajar en vacaciones porque, para empezar, está en su derecho y porque otros presidentes areneros han vaciado su buena parte de las arcas del país. Un argumento de similar bagaje al de que el país está tan jodido porque ARENA se cagó en él, y ni modo. A ver, creen que uno es pendejo. Ya que menciono este último, ¿no creen que la campaña del FMLN debió haber rezado “Hola, somos el FMLN y no podemos hacer nada por el país porque no estamos lo suficientemente educados como para liderarlo; o sea, Fidel Castro era guerrillero pero al menos era un abogado de renombre y hablaba inglés, mientras que nosotros el único idioma aparte del español que podemos mascullar es ‘a verga’. Entonces, dennos su voto y con gusto les daremos cinco años de estar llorando que nadie nos apoya (como nunca hicimos nosotros con ARENA). Así, pues, ya viene el cambio… ¡de cerotes que se engordan la billetera en el ejecutivo!”? Con eso de lado, ¿qué putas importa si los ex presidentes (que no solo los areneros) se han dado la vida de sultanes mientras degustaban las delicias del trono presidencial? Eso ya lo sabe todo mundo, tal sentencia no devela nada que hasta el arenero más radical no tenga en cuenta. Sí tienen razón, ciertamente, en que el hombre tiene todo derecho de viajar. Además, no critique que Funes no hace “turismo” interno, le aseguro que a usted le entrego $15,000 –como mínimo- y la decisión entre el Burj al-Arab de Dubai y el Apulo Beach Resort no será muy difícil de tomar.


Los miembros de ARENA, como con todo lo que ha rodeado al partido de gobierno y su candidato desde que ganaron las elecciones presidenciales, no han hecho más que exigir que Funes entone el mea culpa y comienzan a relamerse al solo pensar que han encontrado la razón perfecta para despotricar contra el otrora paladín de las comunicaciones. Al fin y al cabo, la campaña del Frente prometía un presidente de la gente; ergo, se ha cometido una traición a la nación. Esta lógica solo concebible por los más grandes fariseos de la historia no se la creería ni el residuo genético de Vargas Llosa combinado con el de Roberto D’Aubuisson. Actúan como que si esta situación fuera inédita, como que toda figura política a. de F. (antes de Funes) fuera limpia de pecado y que ninguno de ellos hubiera ocupado el pisto que les dan para viáticos con motivo de darle otro aire a sus hediondos culos. ARENA ha caído tan bajo que justifica su mediocre campaña presidencial –en la que Arturo Zablah (Blablah para los cheros) parecía el candidato y Ávila su limpia botas- y resultados en ver lo mal que está haciendo Funes. No obstante, criticar esta rajada no tiene tampoco que ser condenable, ya que no es justo que se jacte de que puede ir donde el salvadoreño promedio solo puede mientras ve el inicio de cada película de Disney. De nuevo, no comprendo si Funes publicó esta fotografía por decisión propia o si la familia le jugó una mala pasada, aunque ha de haber sido lo primero, conociendo su carácter.


Si dejamos por sentado que todo salvadoreño, por más radical que sea, está consciente de que esto no es un evento sin precedentes, ¿por qué ha causado tanto revuelo una puta foto, que no es la única de tal índole? Lo atribuyo a dos factores fundamentales, dos errores de los que se puede atribuir tal al FMLN, tal a Funes. El primero fue la campaña organizada por el Frente en la que se afirmaba que su candidato era el ángel redentor que, con espada de fuego en mano, purgaría a los pecadores burocráticos, políticos, et al, y traería la felicidad al estándar de pobreza por debajo de la Tutunichapa -¿recuerda alguien qué pasó con aquella lista de plazas fantasmas que leyó el recién electo?-. La gente tenía mucha esperanza en el Frente porque, por fin, presentaban a alguien que de hecho hacía honor a haber egresado, siquiera, de la universidad. El segundo error fueron las decisiones de Funes durante su campaña, siendo dos de las más sonadas la elección de Salume como arzobispo de la CEL y, peor aún, su cambio de vivienda. Tanto a militantes de derecha, izquierda y asexuados –léase: sin definirse- les pareció chocante enterarse de que el candidato independiente del FMLN de repente viviera en una casita bien chiva y que se viera tan rodeado de pisto como Rico McPato. Añadiendo estos dos factores al subconsciente de la gente, tenemos una hecatombe a la confianza que le pregonaban porque no llegan a comprender cómo su presidente puede estarse dando la buena vida mientras ellos se cagan del hambre porque si tienen comida, no tienen gas, y viceversa.


No condeno que Funes viaje, su condición de presidente no lo exime de tal placer, especialmente cuando, siendo empleado público, tiene vacaciones programadas por el Código de Trabajo. El problema ha sido el timing de su viaje y su divulgación. En este país, como dije también hace bastante rato, los salvadoreños somos como los perros porque todo lo vemos en blanco y negro. Funes debe amoldarse a este fenómeno y actuar acorde si no quiere que su ciclo acabe en un coup de e'tat o, peor aún, con Rodolfo Parker de presidente.


Chepe


PD: Si quiere leer estupideces más seguido, le sugiera que me siga en Tweeter: @Cormajo . Hágalo, no sea vivián.


PD: La segunda parte de los hombres aún sigue cocinándose, es que últimamente me cuesta mucho escribir…


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre, el salvadoreño fijandose en cosas irrelevantes, yo no culpo a Funes por haberse ido de vacaciones a Disney, sin embargo creo que falló al haber hecho pública dicha foto, porque tal y como decis chepe, aquí todo se mira en blanco y negro, y algo como eso simplemente alborotó a quines con cada día que pasa, ven como se hace más dificil llevar una vida digna, por lo tanto. Algo en lo que concuerdo es que en campaña se le pintó como la solución a todos los problemas del país, pero despues de 2 años y ver que "el remedio resultó peor que la enfermedad" (nótese que eso piensa la mayoría, yo simplemente creo que la burocracia e institucionalidad del país son una mierda) es más que obvio que la gente esté resentida y que quizá a un mediano plazo le cueste el ejecutivo al partido en el poder.

Griselda España dijo...

kersúltimamente leyendo acerca de la campaña interna de Barack Obama, los estrategas de Funes tomaran ciertas características de aquella campaña tan exitosa, y en similares condiciones a la de El Salvador. Supieron apelar a las emociones y el poder persuasivo fue mucho más oportuno que cuestiones intimidantes. El mismo valor de cambio también está presente y ya es hora que los salvadoreños dejemos de llevarnos por estos espejitos a cambio de nuestra institucionalidad. No todo lo que sale en Tv Tiene que ser verdad.

Chirajito dijo...

Bueno, se apega al viejo dicho: " no todo lo que puedes hacer, lo debes hacer..."

María dijo...

Chambre: la del fail fue una invitada de Funes que subió las fotos a su Facebook.

Anónimo dijo...

Viendo no sé que blogroll llegué a este blog y sinceramente me he entretenido un rato.
Entre tanta verborrea algo interesante debe haber; valoro el hecho de que hablés de toda mierda y que tengás buena redacción (un tanto saturada pero buena) y amplio vocabulario.
No comulgo con la mayoría de tus puntos de vista pero como no busco un preceptor de moral puedo soportar leer cualquier idiotez sobre tus temitas de adolescente.
Pero dejame decirte que tu análisis político es realmente una mierda. No por su tendencia, que decís no tener, sino por la simple falta de inteligencia que demostrás al darle tono de vieja chambrosa al asunto de Funes en Disney. decís mil y una pendejada pero nada que realmente sea importante sobre el hecho.
El tipo y su familia tienen derecho a viajar adonde putas quieran, siempre y cuando no lo hagan con recursos del estado. No fue ese el caso, ya que viajó en el avión privado de un amigo empresario. Eso sí es preocupante aunque no ilegal, es preocupante porqué ese tipo de favores al final se terminan pagando con favores políticos. Y vos solo decís puras mierdas emocionales, nada de verdadera perspectiva política.
Además, decís que el FMLN no debería de haber dicho que no están lo suficientemente educados para para hacer algo bueno por el país. Ese planteamiento aunque pretender ser técnico no lo es en absoluto. Para empezar es una vieja "tesis" arenera, lo cual no la hace falsa de por sí, pero no deja de tener una carga política de entrada. También sería bueno que recordés que cuadros areneros con mucha educación superior hicieron cagadales. Aparte que gente con títulos unversitarios, por ejemplo de tu UCA hay varios en en el frente; no solo del frente hay en el gabinete. En otras palabras hablás por hablar y lo peor es que no decís nada nuevo ni certero, solo lugares comunes y explicaciones baratas.
En el gabinete de Funes hay varios cuadros con bastante educación formal, sobre todo en economía, y curiosamente no son los que mejor se han desempeñado; Gerson Martínez, por su parte es contador público y está haciendo un buen trabajo. El punto es que la eficacia de un político no se puede predecir con frasecitas hechas como las tuyas. Es verdad que la educación formal es importante, pero para eso se pueden contratar tecnócratas como lo hace cualquier gbierno de cualquier signo. Pero la capacidad política es otra cosa. Deberías revisar un poco más de historia y ver que los grandes académicos resultan o tan buenos políticos.
Decís que Fidel era abogado y hablaba inglés -puta bicho, me apantalla tu análisis-, me imagino que con eso querés explicar el relativo éxito de su revolución. Jajajajaja, ese tu argumento mierda solo puede dar pena ajena. Aunque admito que uno de los grandes momentos de Fidel tiene relación con vocablos en inglés: (no textual) Exxon Standar Oil Company pasa a propiedad del estado; United Fruit Company pasa a ser propiedad del estado, etc. Y por cierto, no lo dijo en el mejor inglés del mundo pero fue una vergonada en su momento
Bueno, la cosa es que yo no te voy a sugerir sobre qué escribir y sobre qué no, pero por favor pensá un poco antes de opinar grandes pendejadas de una manera tan campante.

Ah, por cierto, Chepe, decís que decís en una entrada que decís las cosas como las diría cualquie salvadoreñp...Puta loco, presumí de cualquier cosa menos de eso si a leguas se te nota que no conocés donde asustan. Se nota que sos un niñito delicadito que no logra comprender El Salvador profundo.Decís puras pendejadas intelectualoides, lo cual no está mal, pero ahorrate la pena de decir cosas tan poco ingenuas como que tu opinión representa al pueblo

Papito lindo, espero que sigás escribiendo para tener más mierda que decirte.

Saludos.

Chepe dijo...

Hola, Anónimo. Como usted me acaba de pegar una puteda sin siquiera entender por qué y para qué existe este blog, no me voy a poner a pelear -porque seguramente voy a perder- y me quedaré con lo de "papito lindo". Eso sí me gusta (¿ve que corriente y falto de análisis soy?). Lo espero para las siguientes entradas, estaré dispuesto a recibir sus sinceros comentarios, que nunca vienen mal -no solo los suyos, sino también los ajenos. Vaya con Dios.