domingo, 29 de junio de 2008

El color


Si usted se ha preguntado por qué diablos uso un color tan claramente ofensivo para el intelecto, déjeme decirle que ese, precisamente, es el objetivo.

¿Por qué habría yo de querer sodomizar a su retina? ¿Que acaso no me basta con proponerme que usted lea sandeces en este espacio? ¿Cuál es mi problema? Para responderle, yo me pregunto lo siguiente: ¿Por qué se mete aquí si su cabecita no da cinco? ¿Por qué tenemos un bachiller por presidente? ¿Por qué los del Frente joden con lo anterior, si su candidato presidencial ni siquiera tiene una licenciatura? Y lo más importante de todo, ¿hasta dónde llega el morado?

3 comentarios:

Atilio M. Valiente dijo...

La poderosa Mariaester y su filosofía: ¿Hasta dónde llega el morado?

Diego Boquin dijo...

Llega...

Lucas dijo...

aghhh Parlos quiere galleta